Especialidades

Fitoterapia

La fitoterapia corresponde el uso de plantas medicinales o cualquiera de sus partes, con la finalidad de facilitar el proceso de curación en el segmento más físico de la alteración vital.

La naturaleza, entre otras funciones, tiene la tarea de sostener la vida de los diferentes seres vivos, entre los cuales nos encontramos nosotros. Ella concentra y canaliza las diferentes fuerzas de los 4 elementos y de los reinos, que se traducen físicamente, en oxígeno, vitaminas, minerales, y nutrientes, que son imprescindibles para sostener nuestro cuerpo y nuestras conciencia en este plano.

Casa planta, fruto o flor de la naturaleza nos aporta una fuerza vital en sus diferentes campos vibratorios, desde lo más denso a lo más sutil, apoyando al cuerpo en el restablecimiento de la salud. 

Terapia Floral

La terapia floral de Bach se define como un área de la Medicina Complementaria cuya finalidad es restablecer el equilibrio en el plano físico, emocional y mental, mediante principios vibracionales contenidos en las esencias florales. Esto permite el alineamiento entre sentimientos, pensamientos, deseos y acciones, que aportan la claridad de conciencia para definir cuáles son las dificultades que debemos superar para restablecer la armonía.

El fundador de esta terapia, Dr. Edward Bach, lo expresa de esta manera:
“La enfermedad es en esencia un conflicto entre el alma y la personalidad y jamás podrá ser erradicada, excepto por medio de un esfuerzo mental y espiritual.” Por ende, lo trascendental de esta terapia radica en lograr definir el conflicto interior y facilitar que la persona misma retome la ruta original. En este proceso, ella emplea su primer remedio: “un esfuerzo mental y espiritual”. En otras palabras, la voluntad de la persona es esencial para lograr resolver las causas de la enfermedad. El arte del terapeuta consiste en mantener la atención sobre la causa que origina la alteración del flujo vital. Para sostener dicho proceso, las esencias florales constituyen un aporte extraordinario debido a que cada esencia aporta una vibración precisa, que facilita que la persona se vincule nuevamente con las fuerzas de Vida, con las fuerzas del Bien, como son la confianza, seguridad, certeza, esperanza, paz, serenidad, entre otras.

Debido a que se aborda cada situación de vida desde el punto de vista de la necesidad de la persona, no hay ningún limite referente al tipo de problema que puede encontrar mayor comprensión y apoyo con esta terapia. La duración de ella depende de muchos factores, y es completamente individual.

Homeopatía

La medicina homeopática se basa en un principio milenario que señala que cada expresión de vida, desde los minerales, plantas, animales y seres humanos, son sostenidos y abastecidos por la Fuerza Vital.

El fundador de la Homeopatía, Dr. Samuel Hanneman, señala sobre la Fuerza Vital:
“En el estado de salud, la fuerza vital que dinámicamente anima el cuerpo material, gobierna con poder ilimitado y conserva todas las partes del organismo en admirable y armoniosa operación vital, tanto respecto a las sensaciones como a las funciones, de modo que el espíritu dotado de razón que reside en nosotros, puede emplear libremente estos instrumentos vivos y sanos para los más altos fines de nuestra existencia.”: Por ende, cuando uno está sano, emplea libremente todo el patrimonio que la vida le proporciona permanentemente en cada momento de su existencia, donde los vehículos de conexión que son los pensamientos, sentimientos y deseos, vinculan la conciencia con el propósito de vida. Esto genera armonía, felicidad, alegría, salud.

Consecuentemente, la enfermedad se produce, cuando uno, por algún motivo, se ha alejado de este estado de armonía, por ejemplo, sintiendo emociones como miedos, rabias, frustraciones, u otras o pensando en sucesos o ideas atormentadores. Como el cuerpo material o físico es una expresión de la fuerza vital, con esta pérdida de armonía, se altera el funcionamiento del cuerpo en su integridad. Si se mantiene dicha alteración por un tiempo prolongado, se manifiesta finalmente en cambios físicos los cuales se pueden identificar en una consulta con examen físico y del laboratorio, imágenes, etc. y se clasifica en enfermedades.

Un tratamiento homeopático está orientado a facilitar que la persona restablezca su estado de armonía interior para que pueda identificar y cumplir su propósito de vida. Se trata de un proceso terapéutico en el cual el paciente mismo genera los cambios orientados hacia la armonía y comprensión resultando en mayor bienestar. La homeopatía es una medicina energética facilitadora en este proceso de recuperación de salud, que además le permite a la personalidad abrir nuevos enlaces que lo conducen a un cambio en sus patrones alterados.

 

Se emplea esta medicina para cada ciclo de vida, desde el recién nacido hasta la última etapa. Y, como se enfoca en la persona recuperando su estado de armonía, no hay restricción referente alguna enfermedad o patología. La duración de un tratamiento depende del proceso curativo de cada individuo y su situación de vida; no hay pautas prestablecidas al respecto. Evidentemente, mientras menos profunda se encuentra la alteración, más corto y fácil será el proceso curativo. Como la homeopatía actúa directamente sobre la estructura desarmonizada, produciendo mejoría al nivel del cuerpo lo que debe ser evaluado para poder realizar los ajustes necesarios acorde a cada fase del proceso curativo. Por consiguiente, la medicina homeopática debe ser empleada por personas que están facultadas para realizar diagnósticos y control.

Actualmente en Chile, la medicina homeopática está reconocida por el Ministerio de Salud, y sus medicamentos constituyen parte del control de ISP. 


Existen solo algunos médicos homeópatas en Chile que cuentan con esta acreditación, como es el caso de todo nuestro equipo de profesionales médicos.

Contacto Interior

El contacto interior, es un mecanismo que permite, a partir de la serie de cambios fisiológicos, mentales, y sentimentales, que genera, aquietar de manera concreta las emociones, dando espacio a los campos creadores del individuo, conectándolo con su verdadera esencia, y abriendo paso al bienestar y la armonía.

Cuando el trabajo de contacto interior sigue una ruta bien definida, consigue generar los cambios necesarios en la conciencia del individuo, para paulatinamente, ir ampliando la conexión con sus fuerzas creadoras y modificando sus campos emocionales de manera profunda y definitiva. 

Homotoxicología

La homotoxicología forma parte de la “medicina biológica”, un conjunto de técnicas de diagnóstico y de intervenciones terapéuticas que están orientadas a la prevención y tratamiento de enfermedades empleando recursos que refuerzan la tendencia autocurativa del cuerpo. Por consiguiente, busca activar las defensas propias del organismo favoreciendo la curación natural.

La homotoxicologia en particular, se desarrolló en base de medicina homeopática y aplica conceptos de ella en la preparación de los remedios y evaluar el seguimiento de los procesos curativos.
No obstante, su foco de comprensión se basa en las alteraciones de tejidos y del sistema inmunológico que se han demostrado en estudios científicos convencionales, atribuyendo dichas alteraciones a toxinas ingeridas desde el exterior (exógenas) como también generadas en el interior del cuerpo (endógenas).

Según la homotoxicologia, la enfermedad se define como una “expresión de mecanismos de defensa orientados biológicamente contra las homotoxinas exógenas y endógenas (…) con el fin de conservar la vida el mayor tiempo posible”.

Fue fundado en los años 1940 por Dr. Hans-Heinrich Reckeweg, médico y patólogo alemán quien además había estudiado homeopatía. En 1955 logra resumir sus postulados en su primer texto fundamental de homotoxicologia. Ya en 1936 fundó el laboratorio HEEL que provee los remedios necesarios para esta medicina. El nombre HEEL proviene las primeras letras de “Herba est ex luces”, lo que significa que la hierba obtiene su fuerza desde la luz solar. Actualmente, el laboratorio tiene distribuidores oficiales en 50 países. En Alemania, uno de sus remedios (Traumeel), un antiinflamatorio homeopático, fue reconocido por su aprobada eficacia y forma parte del reembolso en el sistema de salud de varios isapres.

Teléfono: +56 2 24188469

Horario de Atención:  9 a 20 hrs

García Moreno 2071,

Ñuñoa, Santiago